errores en textos publicitario

Los mensajes que transmitimos a través de nuestras publicidades hablan sobre mucho más que nuestro producto, un error de concepto puede ser fatal para nuestra imagen corporativa. Veamos estos ejemplos. 

Todo texto publicitario tiene que tener un mensaje claro, creíble, conciso, directo y focalizado. Sin embargo, también es importante que el mismo sea adecuado tanto gramaticalmente como contextual. Veamos estos cinco posibles errores en los que no te gustaría incurrir:

1. Faltas de ortografía

Es más común de lo que podemos imaginar y su principal problema es la falta de profesionalismo para diseñar y revisar con detenimiento cada pieza gráfica que hacemos de forma pública.
textos para publicidad

2. Prejuicios desatinados

errores publicitarios

Cuando pensamos en nuestro público tenemos también que considerar que el mensaje no pueda ser hiriente para otras personas a fin de evitarnos una crisis de reputación. El siguiente ejemplo de Nivea muestra como una compañía puede caer en una cerca de prejuicios y estereotipos con la consigna de “re-civilízate”.

 3. Despojos de racismo 

dove
Aunque parezca difícil de creer que en actualidad todavía existan piezas publicitarias basadas en comentarios racistas o xenófobos, lamentablemente es así. Dove pisó el límite de este área sensible al hacer una comparación de salud de la piel antes y después de usar su jabón con personas de diferentes tonos de piel.

4. Machismo en el siglo XXI 

bic
El empoderamiento de las mujeres en pos de la igualdad de condiciones nos han hecho notar lo marcado del machismo en las producciones de publicidad y diseño gráfico de antaño.

Sin embargo, incurrir en mensajes que exponen la desigualdad laboral en la actualidad sería motivo para una catarata de repudios de grupos que pugnan por la supresión de la desigualdad.

Así le tocó vivir el repudio al texto publicitario de BIC ante el cual miles de mujeres se sintieron ofendidas. La marca terminó por admitir la responsabilidad y disculparse.

5. Un humor con poca gracia

paddy power
Por último, les compartimos el  caso de PaddyPower sobre los malos usos del humor en los textos publicitarios. El proyecto constó de camiones forrados con carteles que decían “Inmigrantes, saltad dentro! Pero sólo si sos bueno en deportes” haciendo referencia a la crisis humanitaria de Siria en la que muchos refugiados tratan de entrar en otro países escondidos en vehículos de gran porte.

Una herramienta para disminuir las posibilidades de que el texto publicitario incurra en reacciones indeseadas es hacer una microprueba de respuestas ante un público cerrado y someter a juicio al mensaje.

A SABER

¡ES mejor hacer mil pruebas de un texto que tener que reparar una imagen dañada por no inferir las consecuencias de lo que has dicho! 😉 

Publicidad
Editor: Rody

Get Connected