la quinta p del marketing

El envoltorio del producto se suele ver, todavía demasiado a menudo, como solamente un detalle de acabado del producto sin ver la importancia que realmente tiene. Sin embargo, el packaging es considerado la quinta P del marketing. Enterate por qué. 

Muchas veces se tiende a invertir cantidades de dinero, tiempo y talento a perfeccionar el producto, dejando de lado el diseño y elaboración del envase. Pero esto no deja de ser una planificación a la cual le falta una parte importante para ser completa.

Toda dirección de empresa está familiarizada con el término “marketing mix” desarrollado a mediados del siglo XX por el presidente de la American Marketing Association, Neil Borden.

La cual ha sufrido cambios a lo largo del tiempo, pero que se mantiene fiel a su norte, donde incorpora los cuatro elementos clave del marketing que son: producto, precio, promoción y plaza. ¿Cómo está cambiando la percepción de estos elementos de cara a la digitalización del siglo XXI?

Producto

El gran protagonismo de una estrategia de marketing está dejando de ser del producto para pasar a incorporar al cliente. El producto ya no es sólo algo que se comercializa, es algo que comercializamos para satisfacer al cliente y por lo tanto, cliente y producto ahora son dos partes de la misma ecuación.

Precio

El precio dice mucho al cliente acerca del producto y se toman en cuenta variables, no sólo de producción, sino también de percepción a la hora de establecerlo. Pero lo importante para el vendedor es que el producto ¡se venda! No importa el precio que tenga.

Promoción

Cuando hablamos de promoción nos referimos la publicidad de tu producto o servicio. Para este 2017 hay varias tendencias que se posicionan y que sin dudas pueden generar un mayor alcance de tu público objetivo.

Plaza

Para que el producto llegue al cliente debe estar en los lugares adecuados para que las personas tengan contacto directo con él.

Packaging

¿Por qué el packaging llega a convertirse en un la quinta P del marketing? Porque posee las siguientes características:

  • Capacidad de interacción con el cliente: desde envases diseñados por los mismo clientes hasta lienzos en blanco donde cada uno imprime sus propias ideas.

Por otro lado, el packaging ha adquirido esta capacidad de interacción gracias a los medios sociales siendo esto una estrategia de marketing de las que más resultados está dando.

  • Transmite el mensaje: Es como un cartel en miniatura que lleva el mensaje de la marca directo a las manos de las personas que nos interesan. El packaging es fundamental dentro de la estrategia de branding.
  • Implica a los puntos anteriores: El embalaje es lo que muestra su producto en la mejor luz, muestra el precio y el valor del producto, comunica los beneficios del producto a los consumidores y lo que aparece físicamente en sus diferentes puntos de distribución.

Es hora de incluir la quinta P del marketing a la estrategia de marketing de tu empresa o negocio y sacar provecho de este recurso que nos acerca tanto al público y habla muy bien de nuestra marca.

Publicidad
Author: Rody

Get Connected