Coolhunting en diseño gráfico

En el mundo del marketing y la publicidad cada vez se escucha más la palabra Coolhunting.

Esta actividad de “cazar modas” no escapa del diseño gráfico y se relaciona estrechamente con la azarosa tarea de pensar una marca para lanzarla a un mercado cada vez más demandante y competitivo.

El coolhunting trabaja sobre predicciones en la moda y la cultura de consumo de las personas a fin de aprovechar los caminos que se abren en las tendencias sociales y estar listos para adaptarse.

Es preciso para cumplir con esta meta, estar actualizados en todos los ámbitos y recibir información a través de distintos medios, comprender y aceptar de manera neutral diferentes estereotipos que emergen en la sociedad, analizarlos y pensarlos para el beneficio de la marca.

Los mercados avanzan a pasos vertiginosos con nuevos productos y constantes renovaciones. La tecnología nos impulsa a una dinámica en constante transformación, y la marca que desea permanecer en el mercado debe comprender este contexto y ser permeable y adaptable a los tiempos que corren.

Al crear una marca, ¿cómo usar el coolhunting?

1. Reconstruir la evolución

Más allá de las predicciones, es preciso conocer la historia del sector en donde deseamos colocar nuestra marca. Es necesario hacer un coolhunting revisionista para tener presente lo que fue innovador y lo que dejó de serlo a largo del tiempo en nuestro mercado, y así pensar el futuro del mismo.

2. Identificar sujetos

Pensar en el colectivo de consumidores cuyas opiniones tendrán peso sobre el éxito o fracaso de la marca. Registrar quiénes son los que crean tendencia y tienen poder de impulsar el desarrollo de una marca o destruirla.

3. Investigación 2.0

A través del coolhunting digital, realizar una investigación por Internet y los medios digitales sociales sobre las temáticas que engloban la marca a crear y conocer de antemano las opiniones al respecto.

4. Actualización constante

Lograr crear una marca que penetre en el mercado implica estar alerta de los cambios sociales, ambientales y culturales que se producen en el contexto de nuestro proyecto.

Las tendencias generalmente comienzan a nivel micro, para luego expandirse como modas. El coolhunting debe ser creativo a la vez que neutral para percibir y entender aquello que irrumpe en la sociedad para instalarse y destacar.

Al pensar una marca, atender a la información que puede brindar una investigación de coolhunting tendrá como meta la observación de campo, ir directamente al grupo que nos interesa estudiar, conocerlo y analizarlo.

De esta misma, crear conceptos novedosos que generen sentido y potencien tendencias relacionadas. 

Conocer lo que está por suceder será la clave para ser innovador y originales, cualidades fundamentales en el diseño de marca.


Publicidad
Author: Rody

Get Connected