Diseña tu Storytelling: Que tu marca cuente historias

Storytelling y diseño son un gran combo en la comunicación de marcas. El buen diseño, como una buena historia provoca sentimientos, genera lazos. Pero ¿somos conscientes los diseñadores de los mecanismos narrativos que hacen que nuestros diseños empaticen con los consumidores? ¿Será que ya estamos utilizando storytelling sin saberlo? ¿Qué herramientas puede darnos el storytelling para que el resultado de nuestro trabajo apunte directamente a las emociones de sus usuarios? El storytelling es, ni más ni menos que, el arte de la narración. Con esta herramienta, a través de una estructura, se definen momentos de un relato que nos permiten conectar con las personas que lo están consumiendo. Está orientado a atraer, generar expectativa y cautivar a una audiencia, público o usuarios. Transformar el consumo en una experiencia de usuario puede ser una historia. Para lograrlo, se compone, como toda narración, de tres etapas principales: Principio, nudo o conflicto y desenlace. Crear historias como parte de un proceso creativo, nos permite mejorar nuestros productos si logramos que estas  representen a nuestros usuarios. Identificar los factores más importantes para el uso del Storytelling al planificar el diseño de una publicación, es clave para los diseñadores que, a través de su trabajo, están invitando al usuario a adentrarse a una nueva experiencia. El diseño de packaging, editorial o de branding pasando por el diseño de espacios comerciales necesitan articular un relato que acompañe al usuario en un viaje 360. Visual Storytelling. En tiempos de la omnicanalidad es más importante que nunca que la historia de la marca, sea cual sea, llegue al usuario de una forma visual. Aquí el storytelling encuentra su mejor aliado en el diseño para lograr una mejor llegada al consumidor y generar emociones y acciones. La combinación de estos dos potentes elementos en marketing convierten al Storytelling en lo que se llama Visual Storytelling. El Visual Storytelling implica utilizar recursos gráficos como pueden ser gráficos, imágenes, fotos o vídeos que generen emociones e interacciones. Estas tácticas los profesionales del marketing las han usado durante años, pero con el auge de los medios sociales y la reducción de los tiempos de atención es imprescindible el papel del diseño gráfico para que esas historias logren llegar a los usuarios.

¿Por qué es importante que se dé la combinación?

  • El cerebro procesa los elementos visuales 60,000 veces más rápido que el texto
  • Casi el 66% de las actualizaciones en las redes sociales son contenido visual
  • Los tweets con imágenes reciben un 150% más retweets.
El contenido visual no solo es más llamativo y fácil de recordar, sino que es más atractivo para su audiencia, lo que aumenta la credibilidad, refuerza la marca y aumenta los ingresos para la empresa. Por eso necesitamos Storytelling y diseño gráfico.   Storytelling para el diseño de productos y servicios Don Norman expone en su libro, “El diseño emocional: por qué nos gustan (o no) los objetos cotidianos”, tres nieveles de reacciones emocionales en la relación de los consumidores con los productos y su diseño; Visceral: Es lo inmediato. Realiza juicios rápidos. Si/no, me gusta/no me gusta. Es previo al pensamiento. Es diseñar para generar acción inmediata Conductual: En este nivel se reliza casi todo el comportamiento humano. Es resultado de interacción entre los usuarios y los objetos. El diseño debe relacionarse de manera natural con el usuario acompañando e identificándose con su modo de vida. Reflexivo: Es la capa superior, se sirve de los niveles anteriores conectar haciendo consciente la experiencia. Interpreta lo que se recibe por los sentidos y le da significado recordando el pasado y visualizando el futuro. Este proceso nos permite generar la relación emocional con un producto o servicio. Estos 3 niveles de la experiencia de usuario se identifican con la estructura básica del storytelling: principio / nudo / desenlace y ahí se manifiesta la presencia del storytelling en nuestra vida cotidiana.

Claves de storytelling

A la hora de plantear el uso de storytelling en nuestra marca hay algunos puntos que debemos tener en cuenta: - Autenticidad: La razón de ser del storytelling aplicado al diseño es llegar al corazón de los usuarios como medio para recordar la marca, conocerla y llegar a ser un brandlover. Para esto es fundamental ser auténtico y hablar su mismo idioma - Sos vos/soy yo. Hacer un relato, convoca al usuario a una acción, activa o pasiva, en la historia de la empresa o producto. Buscamos que se involucre. Por esto, para poder decidir qué tipo de estrategia de storytelling conviene aplicar en una campaña, debemos hacernos algunas preguntas:
  • ¿A quién va dirigido el mensaje?
  • ¿Qué valores queremos transmitir? 
  • ¿Cuáles son los puntos de contacto del usuario con la empresa, producto o servicio? ¿Comparten una visión?
  • ¿A través de qué medios se transmitirá el mensaje?
  • La historia de mi empresa… ¿es interesante? ¿es inspiradora?
- Coherencia por favor! Dada la multiplicidad de vías por las que el mismo consumidor puede recibir el mensaje es fundamental tener una coherencia narrativa y visual, esto es consistencia en el contenido de los mensajes y definir el tono y estilo en los que hablará la marca para generar un hilo conductor. Desarrollar un arco argumental que sea sólido y atrape al usuario. En definitiva el diseño le brinda una cara, un cuerpo, a las historias y el storytelling revela el alma del diseño, lo completa.