envases de la industria farmacéutica

Las características de diseño para envases de la industria farmacéutica deben integrar la eficiencia del producto y la eficacia del envase. Este debe cuidar la conservación del producto por sobre todo y además brindar información sobre componentes, posología, caducidad, ya que de ello depende la salud del consumidor.

Los materiales más utilizados en la industria son plástico, cartón y vidrio. Se utilizan blisters de plástico para los comprimidos, botellas de vidrio o plástico para los jarabes, ampollas de vidrio para los inyectables, y cartón para las cajas que contienen todos los formatos. El plástico ofrece larga conservación, tamaño reducido, y es práctico y económico.

El packaging es la primera imagen que el consumidor tiene del producto y del laboratorio. Por lo tanto es necesario que brinde sensación de solidez y seguridad.

Este debe usarse como una herramienta de identificación con el paciente y cumplir con la característica de  diferenciarse de la competencia. Es imprescindible que el paciente identifique el laboratorio, por lo que el logo estará en todas las caras del envase.

En cuanto a los productos OTC (over the counter drug), o sea los de venta libre, el diseño puede ser más agresivo. Muchos laboratorios optan por implementar material POP, similar al que usan en los supermercados. El impacto visual es un factor desequilibrante, y facilita la compra por impulso.

Para la farmacia, tanto como para la casa del paciente, es importante que el diseño del envase no sea demasiado voluminoso. Para el futuro se prevé que se comercialicen envases de medicamentos con menos contenido, ya que muchas veces el tratamiento dura menos que la cantidad que trae el envase.

Las 6 claves para el diseño de envases de la industria farmacéutica

  • Serio y sobrio: como es un producto para la salud, debe transmitir seguridad.
  • Honesto: el producto debe cumplir lo que promete el packaging
  • Ser de calidad: no solamente el producto, sino también el envase.
  • Captar la atención: en el formato de redes farmacéuticas, donde el consumidor se sirve solo, el packaging puede tener más fantasía. (en los productos de venta libre).
  • Tener un diseño reconocible: además de el nombre del producto, como ya dijimos, el logo del laboratorio es imprescindible
  • Tener utilidad: el diseño de los envases debe ser cómodo y útil para el paciente. Algunos laboratorios incluyen una cuadrícula donde el paciente puede anotar las dosis a tomar.

Uno de los problemas que hoy tiene a nivel mundial de la industria farmacéutica es la falsificación de medicamentos. Según los países de que se trate, se calcula que entre un 10 y un 50% de los medicamentos son falsos.

Aquí entra el diseño de la industria a tener un papel anti fraude. En muchos países se activaron mecanismos para prevenir la falsificación. Mediante etiquetas holográficas que son imágenes con algún efecto que dé sensación de profundidad ó con tecnologías de marcaje con la aplicación de etiquetas para leer con un escáner.

Algunos diseños también incluyen los envases de medicamentos inviolables child-proof, para evitar la ingesta accidental en los niños.

Lo que es importante tener en cuenta en este tipo de mercadería, es que el envase debe brindar total seguridad sobre la fiabilidad de su contenido.


Packaging
Author: Rody

Get Connected