Preimpresión

La preimpresión adquiere un significado particular en el proceso del diseño. Incluye el conjunto de fases que culminan con la impresión del material de una campaña de comunicación integral.

Adaptar los originales a la propuesta del cliente, conlleva todo un trabajo desde el diseño, y respetar cada paso, es lo que llevará a un resultado final óptimo. La preimpresión abarca varias etapas y es fundamental no obviar ninguna de ellas:

¿Conocés cuáles son las etapas de la preimpresión?

1. Presentación de los originales

Los originales que no se reciben en formato digital, se deben someter a este proceso. Sean textos, fotografías, negativos, capturas en video, gráficos de computadora, que son los más utilizados. También puede ser el caso de diseños de ilustraciones, estén confeccionados o no. Igualmente dentro del diseño para la preimpresión, siempre se pueden hacer retoques.

2. Tratamiento

Una vez que todos los originales están digitalizados, se realizarán las primeras correcciones adaptativas. Llamamos así, a las cuestiones como el tamaño, color, tipo de resolución o formato que se le dará a la impresión. Lo mismo sucede cuando hay involucrado texto, el cual se debe alinear en forma correcta.

En este caso es importante la elección de la tipografía que se va a utilizar, el tamaño, las sangrías y el color o colores del texto. Para luego, elegir la herramienta digital que se utilizará para realizar las pruebas.

3. Maquetación

En esta etapa se define la composición de la página, generando un formato de salida de la misma, (por ejemplo PDF). Se realizarán los últimos ajustes entre la resolución, el color y el tamaño, para que el original a imprimir sea el deseado.

Si se considera que el trabajo está terminado, se procede a darle un formato de salida definitivo para enviarlo a la impresora (unidad RIP).

4. Validar la impresora

Existen muchos sistemas de impresión y elegir el adecuado no es tarea sencilla. Este proceso se debe estudiar detenidamente, ya que cada impresora lleva un procedimiento distinto.

Se debe tener en cuenta cuál es el más preciso para el proceso presente. De ello depende la elección del formato de salida, para que la impresión quede perfecta.

Pruebas de preimpresión

En este paso se realizan varias pruebas de exposición y de color, hasta llegar a la definitiva. La modificación de por ejemplo la gama de colores si no es la correcta es fundamental. El cambio de color elegido en el material a imprimir, puede influir en forma negativa en el resultado final. En este punto, todavía es posible la corrección de algún error, o alguna modificación.

Antes de avanzar con las siguientes tareas, es el momento de mostrarle el prototipo al cliente. Este prototipo deberá ser semejante y fiel al que se imprimirá, con su previo  consentimiento. Luego, se debe llevar a cabo un buen control de calidad de cada proceso, para que el trabajo sea 100%  fiel al resultado pretendido.

Podemos asegurar que en una campaña exitosa, todo el proceso de la preimpresión, es el que toma  más trabajo, dedicación y estudio.

Desde que se reciben los originales, o la idea por parte del cliente, el diseñador gráfico será el artífice de la campaña publicitaria.

Hasta que su idea quede plasmada en papel, pasa por varias etapas que componen la preimpresión. Es la que le dará el mejor punto de enfoque de lo que pretende.  Se definen colores, formatos, textos, ilustraciones, que luego pasarán a ser patrimonio de la gente.

Son muy importantes, el hardware y el software que se utilizan en el proceso de la preimpresión. Un monitor que distorsiona los colores, o que esté mal configurado, dará un resultado final erróneo.

En definitiva, el éxito de una campaña gráfica, depende de un proceso largo y laborioso, que el diseñador lleva a cabo con la preimpresión.  Las herramientas y técnicas que utilice para ello son fundamentales.

Publicidad
Editor: Rody

Get Connected