• crear un slogan

El origen del término eslogan proviene de dos palabras gaélicas escocesas que juntas significan “grito de guerra”. Así, desde su etimología, podemos definirlo como una frase que mueve el ánimo del consumidor, que lo incita y lo motiva a adquirir tu producto o servicio.

Un eslogan es, por tanto, la clave del éxito de toda campaña publicitaria, un elemento fundamental para definir tu marca y tu identidad corporativa.

Sin embargo, existen gran cantidad de eslóganes que no cumplen bien su función, lo cual nos lleva a preguntarnos.  ¿Cuáles son las características de un buen eslogan? A continuación, te ofrecemos tips claves que debés tener en cuenta. 

¿Cómo crear un slogan para mi producto o marca?

El Slogan debe ser breve

Se aconseja que no sobrepase las ocho palabras y que estas contengan pocas sílabas. De esta forma será más fácil de memorizar para tu público objetivo.  Si tu slogan no los impacta, caerá en el olvido con facilidad y no conseguirá el impacto que necesitamos.

El slogan de la marca debe ser perdurable en el tiempo

Algunos eslóganes pueden durar décadas, cuanto más tiempo duren en el mercado, significan que son buenos ya que nos ayudan a crear una imagen de marca fuerte y a definir nuestra identidad corporativa. Si usás alguna referencia a la actualidad, pese a su posible originalidad y gancho, corrés el riesgo de que su significado se pierda rápido.

El slogan para la empresa debe ser concreto y claro.

Es importante que no cuente con abstracciones o metáforas difíciles de entender. Para eso, usa el lenguaje de tu consumidor porque es con él con quien querés comunicarte.

El slogan debe ser original

El slogan de tu negocio no solo tiene que definir tu marca, sino también diferenciarse de las demás.

Es importante que cuando tu público objetivo lo escuche, inmediatamente lo asocie a tu marca, de lo contrario, por más bueno que sea, no servirá para nada.

El slogan para tu empresa no puede carecer de emotividad o sensación positiva

Recordá que tiene que motivar al consumidor, por eso en la mayoría de los casos, aunque no siempre, conviene empezar por un verbo, sobre todo un imperativo.

Tu slogan debe transmitir un valor de marca

Este será el definitorio para tu empresa y tu producto, por eso es una oportunidad fundamental de construir tu identidad corporativa que no puedes desaprovechar.

Ahora que ya leíste estos consejos ya solo queda usar tu creatividad. Pensá siempre qué es lo que define tu producto, qué es lo que querés transmitir a tu público y empezá siempre por una tormenta de ideas, ¡es el primer paso en la búsqueda de tu eslogan perfecto! 


Publicidad
Author: Rody

Get Connected